formoryiars (o la victoria de Bronco Bamma)

A las 11.20pm ET, en Chicago han empezado a gritar. Four more years. CNN, al fin, se decidía a decir que Barack Obama había ganado las elecciones.

Sin Florida. Pero con Ohio, Wisconsin y Colorado.

No queremos escribir mucho ahora porque, como sabéis, somos de los que preferimos escribir cuando toda la emoción se ha ido. Pero si apuntaremos algunos puntos que creemos que son importantes para entender qué ha pasado.

1. Obama ha ganado a Romney por una diferencia de 40 puntos el voto latino. 40 puntos. Eso es un montón de gente. De hecho, parece que la participación de hispanos ha crecido del 7 al 10 por ciento. Eso demuestra que Barack, y el partido demócrata, ha sabido entrar al siglo XXI y entender el concepto demográfico de los Estados Unidos del siglo XXI. Tienen la simpatía de los latinos, los afroamericanos, las mujeres, los jóvenes y los homosexuales. Los republicanos siguen empeñados en ganar el electorado masculino blanco. Y, así, no van bien.

2. La campaña, al final, ha servido de poco. Analizando las victorias menos esperadas de Obama (o más difíciles): Barack ha ganado en el cinturón industrial (que salvó de la quiebra con el rescate al sector automovilístico) y ha consolidado su liderazgo en la Costa Este (afectada por el huracán Sandy). Dos acciones de gobierno dan la victoria. Lo único que se ha salvado de la campaña, quizá, ha sido la participación de Bill Clinton en la convención demócrata y la de Clint Eastwood en la republicana. El resto, basura.

3. El dinero no da la felicidad. Entre los dos se han gastado 6.000 millones de dólares. Multimillonarios que apoyaron a Romney (Trump, por decir algo) han puesto millones en manos de Mitt dinero que desaparece en la nebulosa más oscura del universo. BBC Mundo hizo un infográfico genial para entender la magnitud del dinero recaudado (que no gastado) por los candidatos.

4. Nate Silver, autor del blog Five thirty eight de The New York Time, es EL brujo electoral. Acertó TODOS los resultados de estas elecciones, mejorando su marca de 49 de 50 del año 2008. Ya se ha convertido en un mito.

5. La televisión no sirve para nada. Si de algo sirve el siglo XXI es por las redes sociales: antes de que los sondeos de las televisiones dieran al presidente por ganador, la cuenta oficial del reelecto presidente daba las gracias por la victoria.

No queremos terminar sin una visión de futuro. Un futuro que se escribe define con una cifra: 2016.
Si los demócratas siguen con la evolución actual, es probable que dentro de cuatro años vuelvan a hacer historia: en 2008 pusieron al primer presidente negro, en 2012 lo reeligieron, ¿en 2016 la primera mujer presidenta? ¿Hillary Clinton? ¿Oprah? ¿O quizá será momento del primer latino, con Julián Castro?

Lo que está claro es que los elefantes tendrán que cambiar mucho su discurso para recuperar la Casa Blanca. Y eso pasa, indiscutiblemente, por Marco Rubio.

Nosotros apostamos, ya desde aquí, por una lucha Hillary Clinton-Julián Castro vs Chris Christie-Marco Rubio.

Vamos a consolar a los elefantes, que llevan rato barritando de pena. Ya habrá tiempo para rebuznar de alegría.

(Al momento de publicar esta entrada, falta la confirmación de 4 estados -Colorado, Alaska, Florida, Virginia-. Hasta el momento, Obama lleva 281 votos electorales y Romney 203. Para ganar, eran necesarios 270. Mitt, a las 00.04am ET del miércoles 7 de noviembre, sigue sin reconocer su derrota).

Anuncios

Comenta!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s