Sandy

Faltan 8 días para las elecciones.

Si alguien llega hoy a la Costa Este de Estados Unidos (la que toca al Atlántico, vaya) se encuentra, sorpresivamente, que a pesar de que sólo queda una semana para las elecciones nadie habla de ello. ¡Están locos, estos americanos!, pensarán muchos. La culpa la tiene Sandy.

A estas alturas de la película todos sabréis que Sandy es el huracán que empezó por el Caribe (69 muertos, la mayoría en Haití) y que ahora ha cobrado importancia porque está destartalando todo el mundo occidental con su amenaza sobre Nueva York.

Y muchos preguntaréis: ¿qué narices tiene que ver esto con las elecciones, un huracán? Pues mucho más de lo que os pensáis, queridos.

A pesar de que no lo parezca, el discurso que Obama ha dado antes de que Sandy tocara tierra es una declaración con tintes electorales.

Fijaos en la última frase, a respuesta de una pregunta que casi se pierde entre el ruido de la sala de prensa (más o menos, tampoco es trasncripción literal):

“I’m not worried at this point about the impact on the election. I’m worried about the impact on families and economy”.

Nooooo, claro. Paparruchas: es totalmente consciente que hay cinco elementos (al menos) en los que Sandy puede afectar a las elecciones:

1) Voto anticipado: El hacinamiento en casa de millones de personas puede provocar que disminuya el voto anticipado para las elecciones. El intento de la familia Obama de potenciarlo y movilizar a su electorado, con Michelle votando por correo y Barack emitiendo su sufragio en Chicago el día 25, perderá todo su valor si la población que tenía pensado votar durante esta semana no lo hace como consecuencia de Sandy. Pero también tiene un factor a favor: ya lo dice @lulmb aquí: 60 millones de personas viendo la tele (no hay nada más por hacer) da para ver muchos anuncios electorales por televisión. Muchos.

2) Gestión del desastre: El vídeo que os hemos puesto antes es el primer paso para la gestión del desastre. Con el recuerdo del Katrina todavía muy presente, y culpable de la sensación de pánico que hay en todos los medios de comunicación y la opinión pública, la imagen de solvencia y seguridad que dé la administración Obama puede ser vital para las elecciones de dentro de una semana.

3) Mítines: Los dos candidatos, Mitt y Barack, han suspendido sus actos de campaña en una semana que iba a ser importantísima para convencer a los indecisos de los estados clave de las elecciones, como Ohio o Virginia.

4) Paro: Sandy ha provocado el cierre de todos los edificios federales, locales, gubernamentales; colegios; e incluso McDonald’s, Starbucks y Wall Street. Todo eso puede hacer que los datos del paro que tenían que salir el 2 de noviembre (el próximo viernes) puede que se retrasen. Y este dato, el del paro, es uno de los clave para calibrar el apoyo a Obama en términos económicos.

5) Día de la elección: ¿Y si los meteorólogos fallan y esto de Sandy dura más de lo previsto? ¿Y si los destrozos son tan grandes que los colegios electorales no pueden abrir?

* Por cierto, para los curiosos: los nombres de los huracanes se ponen en base a una lista que se prepara antes de cada temporada de huracanes y que, alfabéticamente, combina nombres de hombre y de mujer. Excepciones: las letras Q, U, Y, X, Z.
Para este año, son los siguientes: Alberto, Beryl, Chris, Debby, Ernesto, Florence, Gordon, Helene, Isaac, Joyce, Kirk, Leslie, Michael, Nadine, Oscar, Patty, Rafael, Sandy, Tony, Valerie, William.

Esperaremos a Tony, entonces.

Anuncios

Comenta!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s