Clinton

Los nacidos en la década de los 90 piensan que el primer presidente de los Estados Unidos fue Bill Clinton. No les culpamos de eso.

Faltan pocos minutos para que hable Bill Clinton en la convención demócrata y antes queremos decir un par de cosas. Un par de rebuznos bien dichos.

Clinton es un apellido, una saga familiar, que pasará a la historia de la política americana.

Primero por Bill, claro. Fue el primero en traspasar la frontera del imaginario colectivo mundial e instalarse en las cabezas de todos: fue un presidente conocido, todo el mundo sabe su nombre. Los fanáticos de la política por su cargo, los que no se interesan por el poder por los líos de faldas que le catapultaron a las portadas de la prensa amarilla/rosa.

Después vino su esposa. Hillary pasó de primera dama a primera dama cornuda, para después convertirse en candidata a presidente (vencida por Obama), Secretario de Estado (quizá la mujer más importante del mundo, con más poder) y, quien sabe, quizá Presidente en un futuro cercano. Aunque, y ya lo hemos contado por aquí, no se cansa de repetir que cuando termine esta legislatura deja la política de alto rango. No se lo cree ni ella.

Pero volvamos a Bill.
Se dice, se comenta, se rumorea, que Bill no soporta a Obama. Que nunca perdonó que ganara a su esposa en la carrera presidencial de 2008; incluso la animó a que retara al presidente en estas elecciones. Hillary, sensata, se negó en rotundo: ¿qué imagen iba a dar ella, y el partido, si no apoyaba al presidente el curso? Ni modo, nada que hacer.
Por otras muchas cosas (no queremos ser aburridos) se ve que su relación no es la mejor. Pero eso no quita que la convención demócrata le haya dejado el mejor puesto de orador del miércoles a él. Horario de máxima audiencia. Trato de estrella.
¿Qué se espera de Bill? Que hable de economía. Ya dijimos anteriormente que estas elecciones dependerán de la economía. Los burros saben que es su punto flaco, y que además no depende exclusivamente de ellos sino de la coyuntura mundial. Entonces, ¿cómo lo solucionan? Mostrando al mundo que tienen el apoyo del último presidente demócrata con cifras macroeconómicas positivas. O, al menos, eso se espera de Bill. Aunque, sabiendo como es de propenso a los deslices (un saludo, señorita Lewinsky) los altos cargos demócratas tienen un pequeño nerviosismo en el cuerpo. Normal. Además, la gran oratoria del ex presidente puede jugar en contra: tienen miedo que deje en ridículo el discurso de mañana de Obama, en el que aceptará la nominación a presidente, y sea un arma para los republicanos. ¡Ah, qué difícil es esto de la política!

El rumor por Charlotte dice que la presentación de Clinton la hará su hija Chelsea. Quién sabe si seguirá la estela política de su familia. Sólo el tiempo lo dirá.

Por cierto, que Obama estará presente durante el discurso. No asistió al de su esposa ayer (brillante, maravillosa, espectacular), pero sí al de hoy de Clinton. Significativo. Y la foto de los dos juntos en todas las portadas de los periódicos de mañana todavía más.
No es tanta sorpresa que no esté Hillary: 1) viaje oficial en Vladivostok; 2) históricamente, está mal visto que el Secretario de Estado asista a las convenciones de los partidos: se da una imagen de vacío de poder, de poner por delante el partido al país. Así que no os engañen los que os digan que no está porque se llevan mal: no es el motivo principal. Los trapos sucios se lavan en casa, así que no nos meteremos en la relación entre los Clinton y los Obama.

(Es como un poco curioso que lo último que escribiéramos lo tituláramos “Clint” y hoy, “Clinton”. Clint. Clinton. Clint-Clinton. ¿A que es gracioso? Sí, un poco sí. ¿No? Bah.)

Anuncios

Comenta!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s