Barbie

¡Paren las rotativas! ¡Hemos dicho que paren las rotativas!

Dejad todo lo que estáis haciendo. Tenemos un notición que puede cambiar la historia de las primarias, las elecciones y Estados Unidos en general: llegó la candidata definitiva.

Barbie.

Se presentó en sociedad el pasado miércoles en El Segundo (California) enviando a la opinión pública un comunicado de prensa con su lema de campaña: Turn the White House pink; algo así como Pintemos de rosa la Casa Blanca en una traducción más libre que literal.

Es una candidata moderna y sabe que tiene que conectar con su electorado: por eso, además de su página oficial, tiene perfiles en redes sociales como Instagram o Tumblr; serán básicos para lanzar su glam-paign (glam-paña, o un intento de jugar con las palabras glamour y campaña). Hasta ahora tiene más de 4 millones de seguidores en sus cuentas oficiales de Facebook y Twitter.

Para su fotografía oficial, Barbie ha elegido un modelo de Chris Benz, que ya ha vestido a la actual primera dama, Michelle Obama. Traje con falda de color rosa y bandas de colores patrios en las costuras: un diseño clásico y sofisticado. Igual que su peinado, de ondas majestuosas; sonrisa simpática sin ser forzada. Sobre el pecho, una chapa con el logo de su campaña: un perfil suyo con un peinado juvenil y casual.

Benz, conocido como el “príncipe del color” y uno de los artistas menores de 30 años más importantes para la revista Forbes, comentó que la imagen de Barbie transmite profesionalismo y fortaleza, que es lo último en política chic y se ajusta perfectamente al especial momento en la historia de la muñeca.

Aunque pueda sorprender, es la QUINTA vez que hace campaña para ser presidenta.

Todo empezó en 1992, en el que en la política americana se llamó “el año de la mujer”: entraron 24 mujeres nuevas en la Cámara de representantes y ella postuló para ser la líder del mundo libre. Ocho años después dio un giro a su carrera y empezó su nueva política, poniendo énfasis en su cruzada rosa. En 2008, unió sus esfuerzos con Hillary Clinton -en la campaña por la nominación demócrata- y Sarah Palin -en su lucha por ser vicepresidenta del país.

Ahora dice que es la candidata del B Party. Pero en su canción de campaña creemos que decía algo así como Come on Barbie, let’s go Tea Party.

Lo primero que hará es cambiar de democracy a doll-ocracy (democracia-muñecacracia). Cosas del márketing.

Ahora en serio: la idea de la campaña de Barbie es una idea de Mattel y The White House Project para potenciar la presencia de la mujer en los puestos de liderazgo de los Estados Unidos. Los jefazos de la empresa de muñecas dicen que la colección I Can Be… (Puedo ser), a la que pertenece la Barbie presidenta, sirve para “dar una luz rosa a profesiones que históricamente tienen una representación minoritaria de la mujer”.

La Barbie presidenta ya se puede reservar en la tienda de Mattel y se pondrá a la venta en sus versiones caucásica, afroamericana, hispana y asiática.

Por el resto, todo sigue igual. Como sabéis, Mitt está a una distancia abismal de sus rivales; Santorum tiene su ¿última? reválida en Pennsylvania el 24 de abril; Gingrich y Paul ya no existen.

(Gracias a @daniel_herrero por mostrarnos la noticia)

Anuncios

Comenta!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s