Inevitable

Para los que no nos sigáis en twitter (mal hecho) ni en Facebook (casi peor), os anunciamos que el viaje está a punto de terminar. Bueno, llegamos al primer destino: conocer al candidato republicano ganador. Después, hasta noviembre, viene lo realmente divertido: la campaña presidencial. Burros contra elefantes, cara a cara en el ring.

¿Por qué?, os preguntaréis. Respuesta: los republicanos se han cansado del circo que han montado (¡ya llevan casi tres meses!) y quieren que se acabe la tontería. Así que, a pocos días de un cuádruple viaje (3 de abril a Wisconsin, Washington DC, Maryland y Texas), importantes personajes han dado el golpe. Y han dicho un nombre: Mitt Romney. El candidato que se quería desde el minuto 0 y que parecía predestinado a ganar.

Pero el que todavía no supo vencer.

¿Habéis visto lo guapo que está en la foto, con esta pose de ganador absoluto?

Ya lo anunciábamos ayer. Con el apoyo de los Bush, Romney se encaminaba hacia la victoria segura. Le faltaba sólo el último empujón, y se lo ha dado Marco Rubio, el senador por Florida.

Saltaba la noticia minutos después de que nosotros escribiéramos nuestro semi-análisis de la situación en la que nos encontramos, en el que pediámos que actuaran rápido por su propio bien. Nos han hecho caso. Nos sentimos importantes.

Rubio dijo en enero que quien ganara en Florida iba a ganar la candidatura (ganó Mitt con casi el 50% de los votos); quizá viendo que por si solo Romney no es capaz de atar la victoria le intenta ayudar. La influencia de Marco en el partido republicano es mayor de la que pueda parecer: según las encuestas hasta un 13% de los hispanos daría “casi seguro” su voto por una dupla que incluyera a Rubio.

Marco Rubio, no obstante, sigue sin querer serlo. Es posible que se esté preparando para asaltar la presidencia en 2016.

Una cosa queda bastante clara. Tras tres meses de pelea todos los elefantes se han cansado. Quieren acabar rápido la función. Así que se quedan con el que ya tienen y se acabó; la imagen de desunión no ayuda al partido y hace cada vez más fuerte a Obama. Y eso no se lo pueden permitir.

Si algun día llegara a ser rey, le conocerían como Mitt I “El Inevitable”.

Claro, que faltara ver qué dirá Santorum a todo esto.

Anuncios

Comenta!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s