¿Dónde estamos?

Esta semana la hemos pasado hibernando. Necesitábamos un tiempo prudencial de reflexión para saber qué está pasando en nuestras vidas. Hace poco más de dos meses empezamos a andar por todo el país, y hemos vivido tanto que, a veces, nos ha sobrepasado. Después del supermartes (ya hicimos una reflexión) necesitábamos parar un poco.

Una parte de nosotros decidió quedarse en la frontera entre Alabama y Mississippi; la otra se quedo en medio del océano Pacífico, entre la Micronesia y Hawaii. No nos interesaba tanto saber qué nos encontraríamos, era más interesante cómo saldríamos de allí.

Pero ya estamos de vuelta. Con más energía que nunca y con la vista puesta en el sprint final. (Nos ponemos tan serios que ni siquiera tenemos foto. Todo texto. ¡A leer!)

Leyendo las primeras (y rudimentarias) crónicas que escribimos, allá en el lejano enero, descubrimos que nunca pensamos que esto durara tanto. La inercia de Mitt, en especial después de su victoria aplastante en Florida, le convertían en el único candidato posible. Si bien siempre tuvimos predilección por Ron, también dijimos que apostábamos claramente por Romney. Ya no tenemos nada claro: cuanto más se alarga la elección peor. Más tiempo significa más trapos sucios, más opciones de decir algo políticamente incorrecto, más desgaste.

Hasta el momento, Mitt ha ganado 16 estados; Rick 9 y Newt 2. Pero Santorum ha ganado en estados que seguro votarán republicano en noviembre. Seguro, y eso merece un aplauso. Nadie apostaba por él y ahora es, quizá, el candidato que mejor se entiende con los elefantes. ¿Su problema? No tiene el dinero de Romney ni aires de presidente.

Aunque el mayor problema que tiene Rick es Newt. Cuanto más aguante Gingrich, peor será para Santorum. Pelean por lo mismo, casi con las mismas ideas. Lo que más sorprende es que Gingrich siga en carrera; ganar en Georgia era una obligación, casi como lo era hacerlo en Alabama y Mississippi. No lo consiguió y fue rebasado sin piedad por Santorum. ¿Entonces, por qué sigue? Seguimos sin entenderlo. El propio Rick ve que si Newt sigue en carrera no tiene nada que hacer, y siempre que puede le pide que renuncie. Newt siempre dice que no. Y Rick se desespera.

Hay algun insensato que apuesta por una dupla Santorum-Gingrich como pareja presidencial para derrotar a Romney. Nosotros somos Rick y no le damos a Newt ni agua. Le está haciendo perder posiciones en la clasificación. Que Santorum sea el candidato depende de lo que haga Gingrich.

Esta pelea no esconde el terrible fracaso de Romney. Tenía que dejarlo todo liquidado antes del supermartes; después asestar un duro golpe; en Alabama y Mississippi demostrar que es el más fuerte; y ahora reza para que llegue lo antes posible la convención de Tampa y los elefantes no tengan más remedio que elegirle a él.

Paul, como siempre, con sus cosas. No os preocupéis por él que ya es mayorcito y sabe cuidarse solo.

El viaje durará, al menos, hasta finales de abril. Hasta entonces, pasaremos por Missouri, Puerto Rico, Illinois, Louisiana, Texas, Maryland, Washington DC, Wisconsin, Connecticut, Delaware, New York, Pennsylvania y Rhode Island. Si entonces no hay resolución… A saber qué va a pasar.

Eso no significa que os dejemos sin nuestra habitual información sobre los estados por los que pasamos. Eso sí: tendréis que estar más atentos que de costumbre a nuestro twitter y facebook para saber cuando actualizamos.

Anuncios

Comenta!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s