Guam. (Léase Guam)

El viaje es tremendamente largo y pesado hasta llegar a Guam. Está tan lejos que no parece que sea Estados Unidos. Además, hablan como raro y escriben con símbolos extraños: algo llamado chamorro o así.

El choque cultural ha sido un poco…brusco. Pensad que muchos veníamos de lo más profundo de la América profunda, y hemos llegado a un paisaje de estos paradisíacos en plena zona de la Micronesia.

Y eso que casi nos prohíben la entrada a la isla. Se ve que hace muuuuchos muuuchos años, en la época colonial, los humanos (¡malditos, malditos humanos!) empezaron a llevar a la isla animales que no se veían en Guam y que acabaron con las especies autóctonas. De hecho, muchos expertos lo ponen como el mejor ejemplo de bioinvasión de todo el mundo. Aún así, hemos visto animales que pensábamos que no veríamos en nuestra ruta: serpientes de piel marrón, carabaos, escarabajos voladores, sapos gigantescos… Pero los animales más numerosos son los turistas japoneses.

Pensábamos que no sería un viaje tan largo y hemos llegado tarde: nos hemos perdido las votaciones en el caucus de la capital, Hagatña. Pero nos han dicho que ha ganado Mitt por unanimidad. Nueve delegados más para él. Eso sí: ha sido aterrizar con el avión, leer Guam y acordarnos de este maravilloso grupo de los 80:

Cuando aclare un poco el día, miraremos hacia el norte a ver si, a lo lejos, vemos a alguno de nuestros amigos que están en las Islas Marianas.

Anuncios

Comenta!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s