La musique

A finales de la semana pasada salió en Spotify la lista de canciones que el burro Barack Obama usará en su campaña presidencial. Y claro, diréis que hemos tardado mucho en escribir sobre el tracklist y tal. Dos cosas: 1. Estábamos literalmente congelados en Maine y 2. Queríamos escucharla y analizarla un poco. (Si preferís un análisis en inglés, el de The New Yorker)

Mezcla soul, canciones patrióticas, indie súpermoderno y clásicos del rock; y hay algunas sorpresas. Puede sonar un poco explosiva en un principio, pero tampoco está tan mal.

Empieza raro con el ritmo ska-reggae del Different people de No doubt. Al menos, imprevisto. Pero no os dejéis engañar: hay perlas increíbles, como dos de las canciones favoritas de Obama: el Let’s stay together de Al Green (¿recordáis el cover del propio Obama que os presentamos aquí?) y el I got you (at the end of the century) de Wilco.

También está lo último de Bruce Springteen, We take care of our own; siempre tiene que haber una de U2 (Even better than the real thing). Nos gustan por encima de todo We used to wait de Arcade Fire, Tonight’s the kind of night de Noah and the whale, You’ve got the love de Florence + the machine, The weight de Aretha Franklin y Keep marchin’ de Raphael Saadiq.

El ritmo latino lo pone Ricky Martin, feat. Joss Stone. La canción elegida es The best thing about me is you: un tema que también tiene versión en español (Lo mejor de mi vida eres tu, feat. Natalia Jiménez). En un principio, tiene que servir para movilizar el electorado latino y/o homosexual.

Lo único raro es la ‘desaparición’ del hip hop. Y más cuando en 2008 una de sus grandes bazas fue el tema que creó Will.i.am con su famoso Yes, we can.

Los elefantes, a pesar de sus grandes orejas, no han sacado un disco recopilatorio de sus hits de campaña. Sólo Mitt Romney ha hablado con Kid Rock para usar su Born free. Así que en nuestro afán de servicio público, vamos a darles la lista de las canciones que no deben poner en sus guateques.

Para empezar, nada de Bruce Springsteen. Primero, porque es un artista de Obama. Eso tendría que ser definitivo. Pero si alguno todavía tenía la intención de poner al Boss en su campaña, que hable con Ronald Reagan: en 1984 usó el Born in the USA para su reelección y casi acaba en demanda judicial.

Las historias con denuncias y retiros de canciones en campaña son interminables en las filas republicanas. Dicen que los ‘artistas’ son más bien bohemios y poco amigos de lo conservador, así que hay que ir con muuuucho cuidado al usar sus canciones. El mejor ejemplo es la dupla John McCain & Sarah Palin de 2008. Sin hacer mucho trabajo de investigación hemos encontrado CINCO canciones que les prohibieron usar: Running on empty de Jackson Browne, Barracuda de Heart, Right now de Van Halen (¡era el tema oficial de campaña!), God bless the USA de Lee Greenwood, y Take a chance on me de ABBA.

Este año ya han tenido problemas con canciones. Michele Bachmann con el Walking on sunshine de Katrina & the waves y el American Girl de Tom Petty; Mitt Romney con True colors de Cyndi Lauper y Wavin’ flag de K’naan; Newt Gingrich con How do you like me now? de The Heavy y Eye of the tiger de Survivor; hasta Rick Perry con American ride de Toby Keith.

Y seguro que alguno usará alguna de Whitney Houston aprovechando su muerte. Tiempo al tiempo.

Anuncios

Comenta!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s