Hat-trick

Santorum se disfrazó de delantero gambeteador, y con una carrera espectacular por la banda derecha esquivó todos los rivales para anotar tres golazos como tres soles; tres victorias que le consolidan como el dominador de los caucus en el medio-oeste y le vuelven a colocar en posiciones de privilegio en la clasificación general.

Nadie apostaba por él, a pesar de que había ganado en Iowa. Creían que era el típico cantante que vive de un único y exitoso hit. Ni se inmutó ante esas palabrerías. La verdad es que el calor de South Carolina y/o Florida no le permitían usar sus chalecos de la suerte, y el regreso a territorio gélido han permitido que se abrigue de nuevo con su prenda fetiche. En algunos sitios por sorpresa y rompiendo quinielas.

Colorado fue el mejor golpe de Santorum. Romney ganaba en las encuestas con solvencia. Hasta nos equivocamos nosotros al llegar allí, creyendo que sería un aburrimiento con todo decidido. Nos alegramos de equivocarnos.

Un esprint final increíble, un adelantamiento temerario pero efectivo: 14 delegados de 36 en juego. Romney no quedó tan lejos (13), pero el golpe moral es importante. De Colorado tenía que salir con la nominación decidida. Y no.

Miedo en Mitt Romney. Empezaba a dirigir su campaña contra Obama y no veía que primero tiene que ganar a sus rivales republicanos. Y ahora tiene que volver a empezar: quizá es el mejor candidato, pero tendrá que demostrarlo. Nos gusta pensar que no es imbatible.

Lo de Minnesota era más predecible: la fábrica de chalecos de Santorum está allí. Es como la Meca de Santorumismo, así que no había opción de sorpresa mayúscula. Pero es interesante: Romney ganó aquí en 2008 ¡y este año perdió por más de 30 puntos de diferencia! ¡Hasta le adelantó Ron Paul, que ha quedado segundo!

¿Y el tercer tanto?, os preguntaréis. Es algo así como un gol fantasma. En Missouri (Misuri) se hicieron primarias no-vinculantes; una especie de sondeo para el caucus que se celebrará el 17 de marzo y que será el que, éste sí, reparta delegados. Aquí Santorum se llevó el 55,2% de los votos, más del doble de votos que Romney (25,3%). Pero atentos: no participó Gingrich, que llegó tarde a la inscripción. ¿Qué hubiera pasado con el Grinch en la carrera?

Después de este 3-0 aplastante, Santorum es ahora el líder del conservadurismo real, único mesías de un Tea party que todavía se debatía entre él y Gingrich. En victorias totales ahora es el líder con 3,5 (Iowa, Colorado, Minnesota y -la mitad- de Missouri), por 3 de Romney (New Hampshire, Florida, Nevada) y 1 de Gingrich (South Carolina); pero en delegados Romney sigue muy en cabeza.

Por su parte, Paul sigue en su ascenso progresivo y puede ser la sorpresa en próximos episodios; Gingrich, en cambio, se empieza a hundir y confía en un buen papel en el supermartes del 6 de marzo para resurgir.

En el fútbol (o soccer -léase sóquer), los delanteros viven de rachas y Santorum ahora está lanzado. Lástima que hasta el 28 de febrero no vuelve a haber primarias. Igualmente, celebramos su regreso a los terrenos de juego. ¡Bienvenido!

Las próximas primarias serán las de Arizona (29 delegados) y Michigan (30).

Anuncios

Comenta!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s