Minnesota (Léase Minesora)

Joé, qué frío hace aquí. Vale que estamos tocando Canadá, muy al norte, ¿pero es necesario que se congelen hasta las pezuñas? El termómetro pone que estamos a 6,8 grados. Pero Farenheit, ¡Farenheit! ¡En Celsius es -14! Brrrrrrr.

Pero los que estamos aquí preferimos esto que no el aburrimiento de Colorado, para que nos vamos a engañar. En Saint Paul (Seinpól, la capital) poco hay que hacer -y estamos un poco cansados de este inicio de febrero tan intenso-, así que nos quedaremos en casa a esperar los resultados. Como mucho, quedaremos con Marshall Eriksen para que nos cuente quién es la madre de los hijos de Ted Mosby.

No, mentira: no salimos a la calle por miedo. Nos han dicho que hay una ley en Minnesota que prohíbe “aparcar un elefante en la avenida principal” de cualquier municipio. Tiene toda la pinta de ser mentira, pero imagínate que es verdad y no podemos viajar a Maine, Washington y todos los estados que nos quedan por conocer. ¡Con la ilusión que tenemos por ir a California y conocer a Schwarzenegger, un animal de piel dura como nosotros!

Así que nos quedaremos quietecitos, porque puede que estos caucus sean divertidos. Los cuatro elefantes están muy igualados en los sondeos: Santorum, el mejor posicionado, tiene una previsión del 29%; el que menos, Paul, un 19%. Separación de sólo diez puntos que fácilmente puede dar alguna sorpresa.

De hecho, los que hasta ahora están más descolgados en la clasificación general son los que más se han preocupado por Minnesota. Santorum está como en casa: tiene su fábrica de chalecos aquí. Paul, por su parte, ha visto en Minnesota un foco importante para su campaña: su discurso atrapa-jóvenes puede conectar bien con un electorado que en su gran mayoría siente más las políticas demócratas moderadas.

Quién más se la juega es Santorum. Su victoria en Iowa le convierte en el máximo favorito en la zona central del país, esos estados de interior y de gélidos inviernos. Si gana será su segundo momentum y no podrá fallar (otra vez). O se consolida o se baja del tren.

Los que nos dan lástima son los habitantes del estado, los ciudadanos de a pie, que no podrán votar por la congresista por Minnesota, Michele Bachmann. En un ataque de humildad, se atrevió a decir que ella era “the perfect candidate“. La perfecta candidata fue la primera en renunciar. Cosas que sólo pueden pasar en América.

Pase lo que pase va a haber celebración. Sin importar cuántos de los 40 delegados toquen a cada uno, habrá borrachera asegurada: si algo tiene bueno Minnesota es que “nadie puede ser multado ni encarcelado por embriaguez o embriaguez pública”. Aunque parezca que nos lo inventamos para tener una excusa para beber, es totalmente cierto.

(Además de Colorado y Minnesota, también hay unas primarias en Missouri. Pero no son vinculantes, ya que el 17 de marzo se hacen los caucus para la designación de delegados del estado)

Anuncios

Un comentario en “#7. Minnesota

  1. Leí o escuché que Minneapolis es la ciudad más poblada más fría del mundo. Comprendí entonces por qué Brandon y Brenda marcharon gustosos para L.A.

Comenta!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s