Nevada (Léase Nevara)

De un estado de tentación carnal a uno de pecado capital.

Nos molesta ir a sitios en los que su capital es tan poco conocida que dudamos que exista. Si por algo destaca Nevada es por Las Vegas y no, no es la capital: lo es Carson City. Que alguien nos diga qué tiene de especial la tal Carson City para ser más importante que el juego y la lujuria.

Cuando hemos llegado a Nevada nos han deslumbrado los neones, las limusinas, los casinos, el edificio en forma de botella de Coca-cola… ¡Tantas y tantas cosas que hemos tenido que salir de ahí para centrarnos! ¡Cuánta tentación!

Por suerte, podremos perdernos en esta vorágine de perdición muy rápido: Mitt Romney encabeza las encuestas con más del 50% de los votos. Gingrich está en segundo lugar, pero a una enorme distancia. Que está todo el pescado vendido, vaya. Lástima, porque esperábamos que hubiera una pelea un poco más animada, sobre todo después de la entrada de Donald Trump en campaña. Podría haber sido una batalla entre dos de los magnates (¿o mangantes?) de los casinos de Las Vegas. Algo parecido a esto:

En la esquina de la izquierda, y apoyando a Romney………. Donaaaaaaaaaald….”Peluquín”…….¡Truuuuuuuuuuuump! (gente enloquecida, aplausos y abucheos en consonancia). A la derecha, con un patrimonio de 21 mil millones de dólares y siendo el máximo inversor en la campaña de Gingrich……Sheldooooooooooon….”Superrico”………..¡A-del-soooooooooooon! (gente enloquecida, aplausos y abucheos en consonancia).

Parece que no va a ser así. Lástima. ¿Por qué?, os preguntaréis. Fácil: Romney sigue teniendo la mejor estructura de campaña, un 7% de los ¿nevaditos? son mormones como él y son los típicos que SIEMPRE van a votar, y está con una inercia ganadora que parece imparable. En juego 28 delegados, que se repartirán de forma proporcional según el porcentaje de votos conseguidos*.

¡Pero no os vayáis todavía a jugar a la ruleta! Atentos todos a Ron Paul. No nos habíamos dado cuenta porque no aparece en las grandes portadas triunfalistas, pero en su aparente fragilidad se esconde una hormiguita que, sin hacer ruido, puede ser clave: con respecto a 2008 duplicó el número de apoyos en Florida, triplicó en Iowa y New Hampshire y cuadriplicó en South Carolina. Teniendo en cuenta que en las anteriores primarias consiguió un 13.73% de los sufragios, y si sigue en la misma progresión… puede dar la sorpresa. Y lo merecería por el tiempo que ha dedicado a Nevada.

Tiene gracia que en Europa sólo se hable de bajas temperaturas y congelación y en Estados Unidos la caravana de las primarias republicanas llegue a Nevada. ¡Cuánto frío acumulado!

(También empiezan los caucus en Maine (léase Mein), pero como los resultados no los darán hasta el 11 lo dejaremos un poco de lado. Si no os importa, claro)

* Esta semana Gingrich ha querido impugnar la asignación no proporcional de delegados en Florida: se llevó los 50, así de golpe, Romney. Santorum le apoya, pero no se espera que consigan nada. A pesar de que ya se corrigió el resultado de Iowa y se quiere revisar New Hampshire.

Anuncios

Comenta!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s