Presidente

A pesar de que los elefantes somos de los animales más inteligentes nos ha costado un poco entender lo de los impuestos de los candidatos. Así que a no ser que nos lo pida nuestro público (twitter, facebook, comentario o sonora ovación) dejaremos el tema para más adelante. (Sabéis que esto es una táctica para hacernos un poco de publicidad y dar un poco de penita para que no nos abandonéis… Nosotros nunca lo haríamos, como buenos animales que somos)

Hoy hablaremos por primera vez del burro. Barack Obama. Pero nada en profundidad; cuando llegue el día lo haremos.

La historia de hoy es idea de nuestra cuidadora, @lulmb. Quienes la sigan sabrán por qué.

El señor de la imagen es Thomas James Vilsack, Tom Vilsack para los amigos. Suponemos que Tommy para su mujer, Christie; papá o papi para sus hijos, Jess y Doug. Quizá Christie también le llame papito. Sea como sea, la tarde-noche del 24 de enero (en Estados Unidos) podía haberse convertido en el hombre más importante del planeta.

El desconocido Vilsack es el secretario de Agricultura de Estados Unidos. Para explicarlo fácilmente: el que se encarga de las patatas, las lechugas y el maíz. Y fue él, ÉL, el elegido. Obama le llamó y le dijo: “eres el superviviente designado”. Y tuvo que dejar su asiento en el Capitolio durante el discurso sobre el estado de la unión (SOTU por sus siglas en inglés); no vaya a ser que los rusos o los talibanes atacaran el Congreso y acabaran con la vida de Obama, el vicepresidente, todo el gabinete, todos los jueces y la plana mayor del ejército. En un contexto normal, es el noveno en la línea de sucesión.

Así que allí estaba Vilsack, en un sitio indeterminado con información de inteligencia, acompañado por un desconocido con un maletín secreto lleno de códigos nucleares y con un montón de lujos destinados al presidente, “por si acaso”. Pero, ante todo, estaba atento al discurso de Obama. Que se tituló “sobre el estado de la unión”, pero que en realidad era el programa electoral del partido demócrata: básicamente, justicia económica (incremento de impuestos a rendas más altas) y DREAM act.

Lo que poca gente sabe es que Vilsack fue precandidato demócrata en 2008, pero no recaudó los suficientes fondos para costear su campaña. Que le hubiera “tocado” ser presidente tampoco le hubiera importado tanto…

Anuncios

Comenta!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s