Iowa (léase Áyogua)

Antes de que empiece la primera elección de las primarias presidenciales en Estados Unidos, lea ésto. No sé si servirá para entender lo que los periódicos y televisiones no conseguirán, pero hemos estado un rato escribiendo y nos gustaría que alguien lo leyera.

Para empezar: Iowa sólo interesa cada cuatro años, porque es el primer estado en las primarias. El resto del año… ¿Alguien sabe que existe? Entre 50 estados, hay otros más conocidos. Y es que Iowa no tiene ni equipo de la NBA, ni de la NFL, ni de la MLS… O sea, que para la gran parte de la humanidad que no reside (ni se interesa) por Estados Unidos lo de este estado no sirve para nada.

Creemos que ni siquiera los “famosos” que han nacido en éste estado (John Wayne, Ashton Kutcher, Elijah Wood) reivindican su procedencia.

Pero hoy va a ser el centro de atención del mundo y veremos por qué; y por qué miles de periodistas van a estar en su capital, Des Moines (Desmoin, o desmuán en francés normativo).

En resumen resumido, y que ya se ha adelantado antes: mañana, 3 de enero, se celebra la primera elección en las primarias para elegir los candidatos a la presidencia, en las elecciones del próximo 6 de noviembre. Y cómo lo hacen: por caucus. Lo que vendría a ser reuniones de gente que van a aguantar la charla de turno de candidatos o personajes afines a ellos para que votes por ellos. Y, si ganan, consiguen los 28 delegados que corresponden a este estado. Fácil de adivinar: al final de todas las primarias, el que tenga más será el campeón.

Total, que Iowa tiene su gracia porque es el primer estado que decide quién va a ser el candidato para las presidenciales de noviembre; y está bastante más interesante entre los elefantes que con los burros. Porque sólo hay un burro candidato, por lo que gana seguro. Entre los elefantes, se presentan seis.

Lo que sí tiene Iowa es una población muy conservadora y religiosa; por lo que para ganar los votos hay que convencerles con discursos sobre la moral y el sentimiento americano y esas cosas que se ven en las películas rurales de las praderas americanas.

Dicen que ganar en Iowa es un trampolín para poder ser el vencedor final; los que quedan con los peores resultados se bajan de la elección y la inercia puede ser positiva. Pero que nadie se confíe. Que, por ahora, sólo tiene la victoria el burro demócrata. Cualquier elefante republicano tiene todavía por delante un largo camino por hacer.

Veremos qué pasa en Áyogua. Mañana lo contamos, si eso.

(Y, cuando podamos, escribiremos sobre los candidatos elefantes y burro. Que con esto del nuevo año y gripes varias…)

Anuncios

Comenta!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s